Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez y un reencuentro que invita al optimismo

Este lunes fue un día en el que varios actos centraron la atención del madridismo. Y en todos ello estuvo presente una constelación de estrellas del equipo blanco. Entre ellas, su presidente Florentino Pérez, quien protagonizó en la gala del diario As una curiosa ‘oferta personal’ al delantero del Atlético de Madrid, Radamel Falcao.

Antes, el mandatario y varios miembros de la plantilla (entre los que no estaba Mourinho) acudieron a la presentación del libro de Sergio Ramos. Todos querían arropar a uno de sus capitanes. También Cristiano Ronaldo.

El delantero blanco y el presidente protagonizaron una de las escenas del evento. Un cálido y sonriente saludo que disipó las dudas del pasado sobre posibles malos rollos entre uno y otro. El plan de Florentino para mimar a su jugador franquicia parece estar surtiendo efecto. El optimismo en torno a la renovación de Cristiano es creciente en el seno del club.
De los “100 millones” al optimismo

Lejos quedan los días en los que la tensión entre uno y otro fue evidente. El desencadenante fue la confesión que hizo Cristiano a Florentino en su despacho. “Estoy triste, me quiero ir”, le dijo el jugador. “Pues trae el dinero para fichar a Messi”, le contestó Florentino. “Si es por dinero, mañana traigo 100 millones”, replicó Cristiano. “No son 100 millones. Tu cláusula es de 1.000”, zanjó el presidente.

Un día después, el jugador confesó ante los medios que estaba tocado y que no se sentía a gusto. Comenzaba un huracán que se escenificó cuando, un puñado de días más tarde, Cristiano apenas miró a Florentino Pérez el día que se iban a tomar las fotos de la primera plantilla. Las cámaras recogieron el gesto. La frialdad era patente.

Hoy, tiempo después, todo ha cambiado. Y la actitud del propio Florentino tiene mucho que ver. La última vez que se les había visto juntos fue el jueves pasado, cuando ambos acudieron a la entrega de los premios nacionales del deporte. Uno de los galardones fue para Cristiano y el presidente quiso arroparlo, al contrario de lo sucedido cuando, en la gala de la UEFA al mejor jugador de 2012, sólo acudió Butragueño.

Ahora no. Hay cambio de estrategia para que Cristiano se sienta más querido, recapacite y renueve. Y por lo visto en la presentación del libro de Ramos, la técnica funcionó. En el momento en el que Florentino se acercó a los jugadores, el saludo con Cristiano fue especialmente afectuoso. Cristiano sonrió e intercambió varias palabras en tono afable con el mandatario. Ni rastro de lo que ocurrió el día de la foto oficial de la plantilla.

La posible y cercana venta de Kaká aceleraría el proceso que podría anunciarse, de ir por buen camino, antes de que termine la temporada con el objetivo de inyectar optimismo a la plantilla, al club y al propio futbolista.

Fuente: eleconomista.es

This entry was posted in Cristiano Ronaldo and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *